A los internáutas...

Este es el Blog de un soñador que soñó ser un contador de historias. Algunas os gustarán y otras, puede que no, pero todas ellas son suyas, de su invención, a veces reales, otras no...Pero todas, siempre, de un modo u otro, buscan posar caricias en los corazones. allá donde se encuentren.

Nandín

martes, 1 de septiembre de 2009

Juicio


Juez: ¡ No importa...!
Abogado: ¡¿Cómo que no importa...?!
Juez: Su apelación...
Abogado: Osea..."que se la pela"
Juez: ¡Orden o desalojo la sala! y a usted le voy a multar por desacato
Abogado: ¡Pues no lo pienso acatar!
Juez: Pues me veré obligado a dar por desleído el juicio
Abogado: Será por sobreseido
Secretario: ¿¡Pero quién se ha ido!?
Alguacil: Lo siento señor..se me ha escapado
Secretario: ¡¡Pues atrápele, que si huye no hay juicio!!
Juez: Desleído su informe de acusación
Abogado: ¡¡Pero si yo soy el abogado defensor!!
Juez: ¿Y dónde está la acusación?
Secretario: No ha venido, señoría
Juez: ¿Y cual es la causa?
Secretario: Es que es el acusado
Juez: ¿Por qué causa?
Secretario: ¡¡Coño!!, por esta
Juez: ¡¡Que digo por qué se le acusaaaaaaa!!
Abogado: ¡Señor juez, se está usted volviendo morado!
Alguacil 2: Señoría...¿Hago pasar al atleta?
Juez: Pe...Pero ¿¡Qué atleta!?
Alguacil2: El que nos va a pasar "el testigo..."
Secretario: Señor juez...Mírese usted eso que está volviendo a cambiar de color
Persona del público: ¡¡Inocente, inocente, es inocente!!
Secretario: Pues aquí pone bien claro que se llama inocencio...Inocencio Martínez
Alguacil2: Señoría...Que ha llegado el señor Fiscal
Juez: ¡Por fin!, A ver si hay forma de seguir esta locura
Fiscal: Buenos días
Juez: Mas bien tardes, ¿No le parece?
Fiscal: ¡Ah...Pero ya han comido...?
Juez: (Dios mio) ¿De qué se le acusa?
Fiscal: Pregúntele a mi abogado aquí presente
Juez: ¡¡Cómo que le pregunte a su abogado si es usted el Fiscal!!
Abogado: Recuerde su señoría que también es el acusado...
Fiscal: ¡¡ Protesto !!
Juez: ¡No ha lugar...!
Fiscal: ¡¿Cómo que no hay lugar...?! Aquí mismo y en Groelandia si hace falta
Juez: En todo caso, que proteste su abogado
Abogado: No le hagas caso que lo que quiere es que se la peles...
Juez: ¡¡ Alguacil...Este hombre al calabozo por desacato público
Público: ¡ A la horca, a la horca !
Abogado: ¡Que yo soy el abogadooooo!
Público: ¡ Por eso, por esooooo !
Fiscal: ¡ La culpa la tiene el que filtró los expedientes a la prensa !
Secretario: (Traga saliva) ¡ A usted se le acusa de incopatibilidad familiar aguda y precariedad con abuso de favor !
Juez: ¡ A la cárcel también !
Público: ¡ Que se lapelen, que se lapelen... !

6 comentarios:

  1. Esto es tan bueno que podría haber sido publicado en La Codorniz, la revista más audaz para el lector más inteligente, en su sección Dialogo de Besugos.
    Buenísimo, como su post anterior, Don Fernando.
    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Gracias D. José Manuel. Para esta historia, he recordado una del señor Edwing (D. Luís)donde el humor reflejado era o a mi me lo parecía, como muy "sajón". Yo, en este caso, solo he querido darle a este "¿Juicio?", una entonación "típicoll hispanis"
    Ahora, según me iba saliendo, la iba escribiendo y yo mismo me descojonaba de las ocurrencias de estos "letrados" mios.

    ResponderEliminar
  3. Eres un fenómeno Nandín, ¿sabes a que me recordaba? a las empanadillas de Móstoles.

    Como bien dices "típico hispanis"

    Un saludo y mucha sidra, que por cierto mi vecino me ha trajo ayer una botella, que ha venido de pasar 10 dias en Asturias.

    ResponderEliminar
  4. Pues beberla pronto porque la sidra es nostálgica y cuando abandona Asturias, "pierde" como decimos "periquí". Si podeis, la refrescais antes de abrirla entre agua y hielo, nunca nevera, en vaso ancho cuanto más fino mejor y procurar "Tirarla" desde un poquito de altura para que rompa el chorro en la pared interior del vaso. Se bebe recien escanciada, no hay que dejarla posada demasiado tiempo en el vaso.
    Un abrazo desde un poquito más arriba de Móstoles.

    ResponderEliminar
  5. Por un momento me ha parecido estar viendo una película de los hermanos Marx.
    Apuesto que Groucho es el abogado.
    Surrealismo puro y duro.
    Como en los tribunales españoles.
    Buen escrito, Nandín.
    Lo he disfrutado

    ResponderEliminar
  6. Gracias D. Luís, siempre es un placer contar con usted.

    ResponderEliminar