A los internáutas...

Este es el Blog de un soñador que soñó ser un contador de historias. Algunas os gustarán y otras, puede que no, pero todas ellas son suyas, de su invención, a veces reales, otras no...Pero todas, siempre, de un modo u otro, buscan posar caricias en los corazones. allá donde se encuentren.

Nandín

lunes, 27 de abril de 2020

La Camelia

La Camelia me regala una flor
Con lluvia de aguas, mojada
Teniéndote a ti, recordada
Entre los sentimientos, tú amor

Recuerdo, con mucha ternura
Tu mirada lánguida de luz
Acariciando con la mesura
Las hojas de su virtud

La riego con cuidado
Acariciando sus hojas
Mirando por si te alojas
Justo aquí, a mi lado

Flor de rosa belleza
Que acaricia la mirada
Dime con toda franqueza
Dónde se encuentra mi amada

Un año la llevo buscando
Entre huecos desolados
Con dolores suspirados
Entre el vacío mirando

Las lágrimas ya se secaron
Y los suspiros entrecortados
Los recuerdos me llenaron
De los besos nunca hallados

Tus fotos yo contemplo
Mientras reprimo nostalgias
Y se me escapa el aliento
En muchas noches cerradas

Adiós mi dulce amada flor
De efímera presencia
Yo aún conservo el amor
Unido a mi existencia.


sábado, 25 de abril de 2020

El banco

Érase de un banco aposentado
De madera oxidada uniformada
Con patas de hierro laminado
Y respaldo de quejas aliviadas.

Érase de un banco bien presente
De pasiones y secretos susurrantes
Solitario, callado, como ausente
Entre besos e ilusiones anhelantes.

Testigo fiel de relaciones
Caminantes del tiempo olvidadizo
Con cielos de mirar escurridizo
Nostalgia de beber las sensaciones

Érase de un banco abandonado
Triste, sólo, arrinconado
Amigo fiel en el camino
Érase de un banco deprimido.


viernes, 13 de diciembre de 2019

Superacion

. - Iba caminando por la calle, toda envuelta en pensamientos... Se dirigía a comprar unos cestillos y cajitas para meter cosas y tenerlas más recogidas, o por lo menos, más ordenadas en los cajónes de las mesitas de noche.Iba super guapa, como siempre, pero no por la ropa, o por cualquier otro adorno o perfume puesto, no... Ella, pusiera lo que pusiera, siempre resplandecía por su forma de pensar, por su valentía en afrontar todos y cada uno de los problemas cotidianos suyos o de sus seres queridos. Buscó algo en el bolso, posiblemente el tabaco, o quizás el móvil, y vio la tarjeta...
La sacó, y sin darse cuenta, ya había localizado una papelera. La rasgó por la mitad. Se sintió un poco aliviada... La volvió a rasgar, sucesivamente, hasta que, entre sus manos, aquella cartulina única, se transformó en decenas de fragmentos.
Se sintió mucho mejor, como si la falta del peso de aquella tarjeta, ahora en el fondo de una papelera de la calle, hecha añicos, la hiciera sentir tan liviana como una pluma. Se notó totalmente erguida, caminando con una dosis justa de altivez, con un renovado optimismo y nuevas ganas e ilusiones por recibir todo aquello que la vida Iba a proponer, día tras día...
Atrás quedó la papelera... Con la tarjeta desmembrada... La tarjeta que, durante 31 días, entregaba al llegar, y se la devolvían sellada tras recibir la dosis de radioterapia.

Para mi amiga, mi compañera y esposa...
Eliane.

Nosotros

Tú en mí  perfilando mi alma
Yo en ti, iluminando tu áurea
Tú, mi sempiterna acaricia
Yo, tu eterna sonrisa
Tú y yo, engranaje completo
Yo, sobre ti, guardián de tus sueños
Tu, al fin, rellenas mi vida
Yo, sin fin, te lleno de besos
Tu, que extrañas mis idas
Yo, liviano sin pesos
Contigo, camino seguro
Conmigo, hacemos futuro
Sin ti, completo vacío
Sin mi, ternura extraviada
Juntos, acompasamos los pasos
Unidos, eternamente abrazados
Nosotros, y el mundo de frente
Nosotros, y el amor presente.

lunes, 4 de noviembre de 2019

En mi corazón

“Por un respiro, un aliento,
recobro la vida.
Por un suspiro, un sollozo,
recuerdo la tuya.
De una mano extendida,
una estrella alcanzada.
En una luna invertida,
sobre el sol de la nada.
Ramilletes de días,
hojas encuadernadas,
no lleva tu urna,
flores engalanadas.
Solo cenizas posadas,
bajo una lápida grabada.
Una a una desgrano,
en mi memoria tus flores.
Una a una las riego
con la humedad del recuerdo.
Tu risa, tus labios,
el sabor de tus besos
Tus ojos, tus manos
y el calor de tu cuerpo.
Por un paso, unos metros,
recobro la senda,
por un espacio, un vacío,
recuerdo tu ausencia”

sábado, 26 de octubre de 2019

Mañana

Mañana, me levantaré y te prepararé el café con galletas que tanto te gustan todos los días...
Mañana sonreiré mientras lo hago, dando gracias a la vida por sentir tu mirada cómplice de agradecimiento.
Mañana, mi amor, te amaré aún más si es posible, en cada gesto y detalle, en cada beso y caricia, en cada mirada que halle...
Mañana, mi niña, mi cielo, sembraré de flores con palabras de encaje, mi ilusión desbordada, cada tiesto de ensueños, en el jardín de tu alma...
Mañana, mi amor, mañana...Me levantaré de mi cama, vacía de ti. Y afrontaré la vida, con mi mano desnuda, sin la unión de la tuya, con ecos de palabras susurrantes, con Te quieros huérfanos de piel erizada, en cuerpos desnudos en amor inundados...
Mañana, seguiré una estela, un cometa, un nordeste, para darle tu nombre, un paisaje, un cuadro con vivos colores, de cielo brillante, para darle a mi vida, un sentido, una voz, tú forma anhelante...
Mañana, mañana...Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Lento

Lento...el paso se vuelve lento...
Y el corazón desbocado.
Lentos...mis dedos caminan lentos...
En la ondulación de tu espalda.

Con la cadencia de un baile, lento...
Respiro entrecortado.
Sentimientos entrelazados...
Y cuerpos de beso ansiados.

Lento...como un “te quiero” primerizo
Como una caricia rozada.
Con pies que apenas se mueven...
a un palmo de la sala.

Lento...busco tus labios
Apenas rozando tu cara
Trémulos mis sentidos
Con la ternura avanzada.

Y bailas conmigo...Un lento...
Con pasos de pies mordidos
Tus manos sobre mi cuello....
Las mías de amor perdido.

Lento...