A los internáutas...

Este es el Blog de un soñador que soñó ser un contador de historias. Algunas os gustarán y otras, puede que no, pero todas ellas son suyas, de su invención, a veces reales, otras no...Pero todas, siempre, de un modo u otro, buscan posar caricias en los corazones. allá donde se encuentren.

Nandín

domingo, 5 de septiembre de 2021

 Abrígame niña, que siento frío…


Por la desnudez de mi cuerpo

Viene crecido el sudor frío

Y de la hoguera de las ganas

Solo quedan rescoldos tibios


Abrázame con las alas de tus brazos

Que conforman las plumas del cariño


Cúbreme con la tersura de tus labios

Terciopelo fugaz del sentimiento 

Sobre este manto de piel cosido

Con anhelos vestidos de suspiros


Tócame con tus dedos, suavemente

Que se alejen la soledad y la angustia 

Con la ternura intensa de sus caricias 


Lléname con la luz de tu mirada

Que ilumina mi triste camino

Apartando en la encrucijada 

Las sombras de mi destino


Hazme sentir la plenitud 

La distancia en el recuerdo 

La memoria de los tiempos

Que he amado y he vivido.


miércoles, 31 de marzo de 2021

La barca

 La barca


De una barca, de una vela, 

a golpes de un timonel

Fluye surcando las aguas, 

a lomos de una estela


Con sueños de galeón, 

con el cielo por dosel,

Y susurrantes estrellas

Entre nubes de quimera


Grietas de amores perdidos, 

cubren de verde su musgo

Adornan su quilla rala

de terciopelo marino


Las sombras visten esquinas

Visos de sueño dormido

El sentimiento cautivo

Con ilusiones aladas

miércoles, 11 de noviembre de 2020

Al olvidado

 Al héroe que se fue, al que yace bajo tus pies, ya nadie le aclama en olor de multitudes, ni reverdecen sus laureles las gotas del rocio.

Al héroe que no está, por el que ya nadie suspira, ya no le envidian los mediocres, en miradas del olvido.

Al héroe, al valiente, al que se atrevió a lanzar su paso con ideal convencido, sólo le lloran las piedras del camino.

Ya no le mecen sus cabellos, ni vientos ni remolinos, ni Le perfuman alegres, las flores con aromas, de amores encendidos.

Los ejemplos palidecen, la gallardía se esconde, las ilusiones se rompen, los alientos se secan, por agujeros recibidos.

Pobre héroe! Ingrata memoria!

Y a mí sólo me queda, el recuerdo vivido.

martes, 10 de noviembre de 2020

A veces

 A veces, cierro los ojos...

Y cruzo el mar de los recuerdos, a lomos de golondrina.

Y siento la brisa en mi rostro, en forma de suave caricia.

A veces, veo paisajes de verdes prados, de bosques salpicados.

Y siento la humedad de una ola suplicante, entre arrecifes de piedra.

Y remolinos de espuma...

A veces, en contadas ocasiones, toco tierra, a caballo de un sendero

Entre matos cubierto, de la luz de tus ojos y aromas de sentimiento.

A veces, me llena el entorno, se deshace la pena y me abraza el silencio.


martes, 28 de julio de 2020

El rayito de luna

Un rayito de luna, de luna llena
Entre nubes de hiedra, de hiedra hallada
Ha besado mi rostro, de piel mojada
Y a hurtadillas se esconde, tras la alborada
Dime luna, luna aclarada
Tú que te arropas de nube rala
Si en la niebla te bañas, con luz plateada
Sobre alfombras de verde, de la montaña
Si tus labios con hiedra mis labios besaran
con el sabor del rocío, en la noche estrellada
Sentiría el amor, allí sumergido
En la noche sin luna, noche cerrada
Si la mano me dieras, con el reflejo del agua
Si tus ojos miraran a la luz de mi alma
Si mi pasos siguieras, junto a la senda encontrada
Serías la brisa, en la noche templada
Serías mi luna, mi luna callada.



martes, 16 de junio de 2020

La cinta

La vida es una cinta sin fin
A veces se alarga, otras se acorta
Gira dando vueltas sobre si misma, devorándose en cada ciclo.
La vida es una cinta trasladando cosas.
A veces sentimientos, otras sinsabores...
Gira lineal, arriba o abajo, a ritmo constante
Desplazando el tiempo
La cinta te arrastra, entre valijas deformes
De cuerpos inertes, de almas sin nombres
A veces te mira, otras te ignora...
Y cuando llega al final
Se dobla en sí misma, dejando el vacio
Corriendo hacia atrás, para volver al inicio.

lunes, 27 de abril de 2020

La Camelia

La Camelia me regala una flor
Con lluvia de aguas, mojada
Teniéndote a ti, recordada
Entre los sentimientos, tú amor

Recuerdo, con mucha ternura
Tu mirada lánguida de luz
Acariciando con la mesura
Las hojas de su virtud

La riego con cuidado
Acariciando sus hojas
Mirando por si te alojas
Justo aquí, a mi lado

Flor de rosa belleza
Que acaricia la mirada
Dime con toda franqueza
Dónde se encuentra mi amada

Un año la llevo buscando
Entre huecos desolados
Con dolores suspirados
Entre el vacío mirando

Las lágrimas ya se secaron
Y los suspiros entrecortados
Los recuerdos me llenaron
De los besos nunca hallados

Tus fotos yo contemplo
Mientras reprimo nostalgias
Y se me escapa el aliento
En muchas noches cerradas

Adiós mi dulce amada flor
De efímera presencia
Yo aún conservo el amor
Unido a mi existencia.