A los internáutas...

Este es el Blog de un soñador que soñó ser un contador de historias. Algunas os gustarán y otras, puede que no, pero todas ellas son suyas, de su invención, a veces reales, otras no...Pero todas, siempre, de un modo u otro, buscan posar caricias en los corazones. allá donde se encuentren.

Nandín

martes, 18 de septiembre de 2012

Cuando las piedras vuelan


La primera, la que abrió el camino después de sentir cómo las anteriores cortaban el aire rozándole la cabeza... La que dio justo en su frente, iniciando la primera de las vías carmesí que empaparían el velo y las vestiduras, negras, como su vida, su joven vida; la que abrió el fin del principio, la que dio comienzo al fin del calvario.
¿Porqué...?, se preguntaba repasando sus actos. Había sido una buena esposa, sumisa y complaciente con su marido; cariñosa y siempre atenta a los requerimientos de su suegra, madre al fin de su esposo al que se había entregado en el momento que su propio padre y a la edad de cinco años la había ofrecido en matrimonio.
¿Porqué había tenido que ser precisamente su propia suegra...?, ¿tan mal La había tratado la suya propia?. Seguramente nunca pudo aceptar que ella se uniera a otro hombre cuando su propio hijo se marchó, desapareciendo durante ocho años sin haber dado ninguna explicación ni a su propia madre...
La segunda...
La segunda le destrozó la nariz y le hicieron saltar dos paletos...Pero el dolor que empezaba a ser ya insoportable, le tapaba del ruido ensordecedor que la llenaban de insultos y que dolían tanto como las piedras...
Sé que son sus mandamientos....que obré mal...Que así lo ponen las escrituras...Pero es verdad que lo creí muerto y que el vacío tan grande que dejó en mi vida y en mi corazón lo tenía que volver a llenar, pues para ello fui enseñada y así también lo pone en las sagradas escrituras...
La tercera...
La tercera llegó al mismo tiempo que la cuarta, la quinta y la sexta, ampliando el mapa del dolor físico a su costado y a un pecho...
¿qué mal les he echo a toda esta gente?, ¿Acaso estará también Shaia mi vecina a la que tantas veces ayudé en sus partos...?
¿Estará también Rjiahna, a la que ayudé con algo de dinero que lograba sisar de las cuentas de mi suegra...? No...ellas no estarán...Aunque algunas voces me sean familiares...no....
La lluvia aumentó en intensidad y los impactos crecieron sobre aquel frágil cuerpo velado y enterrado de cintura para abajo que ya prácticamente no se agitaba y que paulatinamente iba perdiendo verticalidad...El cuerpo de una adúltera que no había guardado la ausencia a su marido y que le había dicho a su amante que éste estaba muerto.
Dicen que llega el momento en que ya no se siente nada...Que dejas tu cuerpo abandonado al dolor, sin ponerle resistencia y ya no sufres...Ójala nunca llegue a esos extremos para comprobarlo, pero de lo que si estoy seguro es que murió y si en ese momento, la mirasen a la cara de su alma, porque el rostro ya no existía, su expresión sería la de... 

                                                                      ¿Porqué?

 


1 comentario:

  1. Sin palabras. Impresiona aunque sepamos que así lo hacen. Esto se tiene que erradicar del mundo.
    También las palabras 'vuelan' con las mismas piedras y llegan antes a esos cuerpos.

    ResponderEliminar